Algunos golfistas profesionales no sólo juegan bien, hasta «la lían» bien cantando…y vaya cuatro cantan!