La terraza del Grand Hotel Central  no deja indiferente a nadie, gracias a su espectacular piscina, que se «funde» con los techos circundantes, y unas increíbles perspectivas visuales de Barcelona…