El conocido restaurante barcelonés CACHITOS, situado en la céntrica Rambla Catalunya,  ha decidido sorprendernos este otoño re-inventando los sabores de la clásica sangría