Cada día hay más seguidores del Hickory, un modo de preservar la estética tradicional del golf, donde usan materiales y ropas anteriores a 1935