Ikra  es una novedosa apuesta gastronómica que combina excelentemente la cocina de mercado mediterránea con influencias rusas, en un diáfano y cálido espacio que promete alegrar con sus cócteles y música Barcelona